Para evitarte alguna de las situaciones desagradables que yo viví te cuento los consejos para viajar a Marrakech que me hubiera gustado saber antes de mi paso por la Ciudad Roja.

Así que toma nota porque empezamos!

1. Alójate en un riad

Las casas típicas marroquíes con forma cuadrada que alguna vez estuvieron habitadas por familias enteras se han convertido en un remanso de paz dentro de la caótica Medina. Además suelen tener pequeñas piscinas en el patio central  para mitigar el calor sofocante de Marrakech.

Créeme que, cuando vuelvas de la bulliciosa Medina al oasis de tu riad, te darás cuenta de que este es de los mejores consejos para viajar a Marrakech!

Nosotros nos alojamos en el Riad Lorsya y, aunque no era mi primera opción (los que yo quería estaban completos) no nos defraudó para nada. De hecho super recomendable. Nosotros nos quedamos en la Suite Samsara, preciosa. Y qué decir del desayuno…

Servidora poniéndose las botas con el desayuno del riad

Y aunque escribiré un artículo completo, aquí te dejo de momento algunos de los riads más bonitos donde dormir en Marrakech:

  • Riad Be Marrakech – simplemente espectacular.
  • Ambre Epices Medina Riad – ocupa la antigua casa de un mercader de especias. Igual o más bonito aún que el anterior.
  • Riad Kheirredine – las habitaciones son increíbles, pero su terraza es para pasar allí todo el viaje.
  • Dar Darma – precioso y elegante. Además cuenta con hammam y terraza con vistas panorámicas a la medina.

Al tener pocas habitaciones los mejores riads se llenan rápidamente, por eso te aconsejo reservarlo con tiempo. Por si los que yo te propongo no están disponibles te dejo todas las opciones para que elijas tu favorito entre los mejores riads de Marrakech.

2. Contrata un traslado desde el aeropuerto hasta tu riad

Una vez que te acostumbras a la Medina es fácil orientarse (bueno, ejem, ejem…). Pero intentar encontrar tu alojamiento nada más llegar puede ser misión imposible y pasarte los 3 días dando vueltas con la maleta jeje.  Estoy segura de que este será uno de los consejos para viajar a Marrakech que más me agradecerás.

Los riads suelen ofrecer este servicio, sino fuera así puedes reservar aquí tu traslado. Además uno de los lugares más comunes en los que se estafa a la gente es en el aeropuerto, cuando te debería costar entre 50 y 70 dirhams llegar a la medina, los taxistas no te llevarán por menos de 350.

Sin olvidar que los automóviles no pueden atravesar las calles estrechas para dejarte directamente en tu alojamiento. Cosa que con el traslado privado los conductores se encargarán de que alguien te esté esperando para llevarte hasta la misma puerta del riad.

3. Haz un Free Tour

Si te has leído otros artículos del blog ya sabrás que, como guía, es siempre mi primera recomendación en cualquier destino. Además este Free Tour por Marrakech es de los más completos que he hecho y de los más largos! Ya que dura unas 4-5 horas, durante las cuales recorrerás muchos de los lugares imprescindibles que ver en Marrakech en 2-3 días. Además te ayudará a empezar a orientarte y por supuesto te llevarás además buenísimas recomendaciones de tu guía.

La Mezquita de la Koutubia, una de las paradas del free tour por Marrakech

4. Viaja siempre con un buen seguro

Y es que aunque la calidad del sistema sanitario en Marrakech es aceptable recuerda que no forma parte de la Unión Europea y que por tanto tu tarjeta sanitaria (si eres de España) no sirve. Además en esta época viajar con seguro lo considero imprescindible independientemente de cual sea el destino. Por eso te traigo un 5% de descuento en tu seguro de viaje con IATI por leer este blog.

5. Cubre la mayor parte de tu cuerpo

Sobre todo si eres mujer! Recuerda que a pesar de ser la más turística de las ciudades marroquíes, estás en un país musulmán. Y por lo tanto debes de respetar sus costumbres. Además de evitarte miradas y algún comentario o situación incómoda.

Por eso (entre otros motivos) el próximo de los consejos para viajar a Marrakech.

6. Evita (si puedes) viajar en verano

Yo casi me muero de calor y fui en marzo. Es cierto que soy asturiana y vivo en Londres, por lo que tampoco es que esté yo muy acostumbrada al calor. Pero aún así las temperaturas en época estiva son sofocantes, no siendo raro superar los 40ºC .

7. Cuidado por donde caminas en la Medina

Y es que por esas calles abarrotadas de gente y tenderetes pasarán también burros, motos, furgonetas y todo lo que te puedas imaginar. Así que, mucha atención y mejor pégate lo más posible a la pared!

8. No caigas en los típicos timos a los turistas. Sin duda uno de los mejores consejos para viajar a Marrakech

Este es seguramente el principal motivo por el que (debo confesar) Marrakech no está entre mis ciudades favoritas. Y es que esa sensación de que te van a querer engañar a cada paso me puede.

Así que, nunca creas a nadie que te diga que tal monumento está cerrado ese día, o que su primo o hermano vive en tu ciudad para darte palique y ganarse tu confianza. Ni que vaya suerte que has tenido porque solamente hoy podrás ver tal cosa (créeme, sucederá todos los días).

Con este consejo no quiero que me malinterpretes, la mayoría de la gente es honrada, pero como turista somos las presa fácil para aquellos que no lo son tanto. Y por lo tanto serán quienes se te van a aproximar.

9. Regatea todo lo que puedas

Si como yo lo del arte del regateo no es lo tuyo mal lo llevas porque si no lo haces, te estarán cobrando, como mínimo, el doble de lo que esperaban cobrarte.

Deberías de empezar ofreciendo como mucho la tercera parte del precio que te piden, para terminar pagando como mucho la mitad de lo que te pidieron inicialmente. Esa es la teoría del experto regateador, pero si consigues en torno al 35% de descuento yo ya me daría por satisfecha.

Servidora en la tienda más instagrameable de Marrakech

10. No bebas agua del grifo

La conocida «maldición del faraón» que afecta a tantos turistas en Egipto también es aplicable a Marrakech. Así que, si no quieres pasar tu viaje sentad@ en el baño bebe siempre agua embotellada.

Ten también cuidado con los zumos de fruta de la plaza Jemaa el-Fna, ya que muchos los rellenan con agua de dudosa procedencia.

Y por si acaso mete en tu equipaje  un pequeño botiquín que incluya algún antidiarreico.

11. Disfruta de un té a la menta con vistas

Aunque supongo que ya te ha quedado claro que no soy muy amante de la plaza Jemaa el-Fna, he de reconocer que ver el atardecer desde una de las terrazas que la rodean mientras te tomas un té es una de las 50 mejores cosas que hacer en Marrakech.

Y aunque son unos cuantos los locales que tienen terrazas, las mejores vistas son las de Le Grand Balcon du Cafe Glacier y el Café de France. Eso sí, las mesas de la terraza están muy cotizadas, así que llega con tiempo para ver el atardecer.

Vistas desde la terraza de Le Grand Blcon du Café Glacier

12. No pidas indicaciones

Si te encuentras más perdid@ que un pulpo en un garaje y Google maps no pueda ayudarte (sí, también él se pierde en la Medina) pregunta en algún restaurante. Ya que si lo haces a algún lugareño, este se ofrecerá a acompañarte (aunque te niegues) para luego, por supuesto, pedirte dinero, y si no le das cuanto espera podrás pasar un rato desagradable. Nunca tengas miedo, y si ellos levantan la voz levántala tú aún más.

Si eres mujer o viajas con alguna que sea ella quien pregunte a una chica joven, así no tendrás ningún problema.

 13. LLeva dinero en efectivo y nunca billetes grandes

En muchos lugares no aceptan el pago en tarjeta. Además en la Medina los cajeros automáticos escasean, por lo que tendrás que recurrir a las casas de cambio.  A día de hoy el cambio es 1 dirham = 0,093 EUR

Otra opción es llevar ya dinero cambiado antes de empezar el viaje, para lo que te recomiendo hacerlo a través de EXACTchange. Tiene el mejor cambio de moneda online porque no existen las comisiones y además te lo envían cómodamente a casa.

Y la recomendación de billetes pequeños o monedas es para evitar la típica excusa de «ups no tengo cambio» o, como me pasó en un restaurante, al pedirles cambio se cobraron su propina directamente.

Los billetes que se encuentran en estos momentos en circulación son de 20, 50, 100 y 200 dírhams marroquíes. En cuanto a las monedas son de 1, 5, 10 y 20 céntimos y de 0,5, 1, 2, 5 y 10 dírhams. 

14. Por favor no contribuyas al maltrato animal

Y es que además de paseos en camello o en calesa tirada por pobres caballos en pésimas condiciones, en la plaza Jemaa el-Fna encontrarás encantadores de serpientes y aquellos que te ofrecen sacarte una foto con un pobre mono sobre tu cabeza, al cual tienen encadenado para que no se les escape.

15. En relación al anterior consejo para viajar a Marrakech: No hagas fotos a los animales de la plaza Jemaa el-Fna

Porque te pedirán dinero a cambio. Y si te niegas ten mucho cuidado porque se pondrán muy agresivos. Y si piensas que no te ven y quieres hacer la chulería déjame decirte que por la plaza hay compinches vigilando para que nadie se escape sin pagar la «tasa» por la foto. 

Hace 3 años saltó una noticia por la cual la policía parecería que ha empezado a tomar cartas en el asunto y es que tras el acoso por parte de un encantador de serpientes, una turista cedió a posar con el animal, una fotografía por la que el hombre acabó pidiéndole 40 euros. Finalmente ella lo denunció y por primera vez la policía terminó por detenerlo.

Y hablando de fotos

16. No fotografíes a los policías y militares

Pues está terminantemente prohibido. Y si no me las quiero ver con los vendedores y timadores, aún menos con estos.

17. Prueba la gastronomía local, pero no en cualquier sitio

Aunque hoy en día es más fácil encontrar comida internacional no te puedes ir de Marrakech sin probar alguno de sus deliciosos platos típicos como el tajine, la pastilla o el cuscús.

Y aunque mucha gente recomienda comer en los puestos de la plaza Jemma el -Fna, por muy fan que yo soy de la comida callejera no me acabo de fiar del todo de las condiciones higiénicas de alguno de los puestos. Así que no te preocupes, porque estoy escribiendo un artículo super completo con los mejores restaurantes donde comer en Marrakech.

Ya se que no es mi mejor foto, pero es que estaba concentrada

18. Cuidado con el alcohol

Y es que aunque cada vez más están proliferando las terrazas donde tomarte un cocktail, e incluso hay un puñado de viñedos marroquíes que producen vinos de muy buena calidad, no te olvides que estás en un país musulmán.

Por lo que bebe alcohol solo en los locales donde lo vendan, me refiero a que no vayas con una lata de cerveza en la mano por la calle. Además beber hasta el punto de la intoxicación (especialmente en público) está muy mal visto.

19. Aprende alguna palabra en árabe

No te preocupes por el idioma, ya que la mayoría chapurrea o habla perfectamente el español. Pero como haya donde fueres haz lo que vieres y además siempre agradecen mucho el esfuerzo de que intentemos decir algo en su idioma, aquí te dejo algunas expresiones útiles para viajar a Marrakech:

  • Buenos días / Buenas noches – Salam Alekum / Msal’khir
  • Perdona / Disculpa – Smahli / Afak
  • Hasta luego – Bsslama
  • Si / No – Wakha / La
  • Muchas gracias – shukran jazilan
  • De nada / Por favor – La choukran aâla ouajib / marhba
  • No gracias – La choukran. Esta tatúatela en la mente porque es la que vas a tener que utilizar (muuuuuchas veces) para escapar de la insistencia de los vendedores, los que quieren guiarte, los de las fotos,…

20. Mete tooooooda tu paciencia en la maleta

Porque la vas a necesitar! Sobre todo para caminar por los zocos y atravesar la plaza Jemaa el-Fna. 

 + 1. Piérdete

Esto más que un consejo es un hecho, de hecho yo me quería comprar una camiseta que ponía Lost (perdid@) in Medina.

Pero míralo por el lado bueno, es la mejor forma de conocer rincones secretos y descubrir lugares menos turísticos de la Ciudad Roja. Si encuentras alguna joya oculta mándame un mensaje o déjame un comentario y así podré añadirla al artículo de los lugares imprescindibles que ver en Marrakech.

Y hasta aquí todos mis consejos para viajar a Marrakech. Espero que te sean útiles y te sirvan para evitar alguna situación incómoda. De todas formas la perla del sur de Marruecos es una ciudad increíble y estoy segura de que vas a disfrutar muchísimo de tu paso por Marrakech.

BSSLAMA!

¿Quieres recibir más artículos como este directamente en tu correo electrónico, tener acceso a contenido exclusivo y llevarte un ebook de regalo con todos mis trucos para aprender a organizar el viaje perfecto? SUSCRÍBETE a mi newsletter semanal. Además, es GRATIS!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad