Portada Lisboa en 4 días

Si tienes entre tus planes visitar la capital de Portugal y quieres saber qué ver en Lisboa en 4 días sigue leyendo. Y es que te traigo el itinerario más completo para recorrerla sin perderte nada de una de las ciudades más bonitas de Europa.

Desde la primera vez que la visité cuando tenía 19 años (como se diría por mi tierra «ya ha llovido para arriba desde entonces») son muchas las veces que he vuelto y que volveré, ya que es una de mis ciudades favoritas. De hecho llevo años intentando convencer a Sam de irnos a vivir a ella, quién sabe…

En todos estos años es increíble cuánto ha ido cambiando la ciudad y, aunque sigue manteniendo ese aire decadente que hizo que me enamorara de ella, la «modernidad» se ha instalado para quedarse. Y créeme que esa combinación la convierte en una de las mejores ciudades que visitar en Europa.

Aunque yo le dedicaría más tiempo, con 4 días vas a poder visitar todos los lugares imprescindibles que ver en Lisboa sin ir deprisa y corriendo. De hecho he preparado un itinerario disfrutón para que la descubras con calma. Además te dará incluso tiempo a visitar Sintra que es, en mi opinión, la mejor visita de un día desde Lisboa.

Así que, prepárate para subir cuestas porque empezamos:

VIAJAR SEGURO AHORA ES MÁS IMPORTANTE QUE NUNCA!

En este momento no te la juegues llévate un descuento en tu seguro de viajes IATI de un 5% y viaja con tranquilidad.


He dividido la ciudad en 3 zonas (respecto a la situación en el mapa): oeste, centro y este. Para agrupar los lugares imprescindibles que ver en Lisboa en 3 días por cercanía y así ver lo más posible cada día de una forma más relajada.

El cuarto día lo dedicaremos a conocer Sintra.

RECOMENDACIÓN:

Empieza tu viaje haciendo el MEJOR FREE TOUR EN ESPAÑOL POR LISBOA

Si te has leído más artículos ya sabrás que, como guía ( llámala «deformación profesional») mi primera recomendación en cualquier ciudad es realizar alguno de los free tours que se ofrecen. Ya que en mi opinión es la mejor manera de empezar a situarse, además de aprender historia, curiosidades y, en definitiva, entender lo que se tiene delante. Además de ver más lugares en menos tiempo, sin olvidar de las recomendaciones super útiles que siempre damos los guías.

LISBOA EN 4 DÍAS: itinerario del día 1: centro

Si en cambio prefieres visitarla por tu cuenta empezamos el primer día de nuestra ruta por Lisboa en 4 días en uno de esos lugares imprescindibles que ver en Lisboa

La Praça do Comércio

Más conocida por los lisboetas como o Terreiro do Paço, ya que ocupa el lugar del Palacio (Paço) Real hasta el terremoto de 1755.

Hoy en día los edificios que forman la plaza, una de las más grandes de Europa,  albergan oficinas gubernamentales, hoteles, bares y restaurantes. Así como el Lisboa Story Centre, un museo interactivo que ofrece una visión completa de los orígenes y el presente de esta ciudad.

Si te gustan los locales históricos no te pierdas en la esquina noreste de la plaza el Martinho da Arcada, el café-restaurante más antiguo de Lisboa, fundado en 1782. 

La Plaza se encuentra abierta al río Tajo, de hecho verás unos escalones que bajan hasta él y dos columnas: Cais das Colunas. Además de ser uno de mis lugares favoritos para ver el atardecer en Lisboa, mientras escucho la música de alguno de los artistas callejeros que allí se reúnen, en el pasado era la puerta noble de entrada a la ciudad. Y por ese motivo vamos a empezar en ella nuestro itinerario por Lisboa en 4 días.

Plaza del Comercio, uno de los lugares imprescindibles que ver en Lisboa en 4 días

Qué ver en Lisboa en 4 días: la Praça do Comércio

Arco de Triunfo y Rua Augusta

En la misma plaza se encuentra un Arco de Triunfo construido para conmemorar la reconstrucción de Lisboa tras el devastador terremoto de 1755 , aunque el actual data de 1875.

Lo que poca gente sabe es que se puede subir hasta la azotea del monumento, desde la cual se tiene una espectacular vista panorámica de la Plaza, del centro de la ciudad y del Tajo. Lo que lo convierte en uno de los mejores miradores de Lisboa.

Aunque hay ascensor para subir, el último tramo hay que hacerlo a pie por una escalera muy estrecha. Está abierto todos los días de 10:00-19:00 horas y cuesta 3 €.

Compra aquí tu entrada al Arco de Rua Augusta y sáltate las colas

Pasando por debajo del arco llegamos a la principal calle peatonal de Lisboa, la Rua Augusta. Llena de tiendas, cafés, restaurantes y artistas callejeros que amenizarán nuestro paseo hasta la próxima parada: la Plaza de Rossio. Oficialmente llamada Plaza Don Pedro IV, es el centro neurálgico de Lisboa.

Pero antes de llegar, casi al final de la Rua Augusta a tu mano izquierda verás el elevador de Santa Justa, del cual te hablaré un poco más adelante, así que si quieres saca la foto pero sigue hasta la plaza de Rossio.

Plaza de Rossio

Qué ver en Lisboa en 4 días: Praça don Pedro IV

Plaza don pedro IV

En ella, además de la estatua del Rey al que debe su nombre, se encuentran el Teatro Nacional Doña María II y la estación de tren de Rossio desde donde salen los trenes hacia Sintra.

Además de uno de esos cafés emblemáticos que tanto me gustan y por suerte abundan en Lisboa: el café Nicola (ahora también es restaurante, aunque no lo recomiendo como tal). Aunque si soy sincera está tan enfocado al turismo que ha perdido parte de su encanto y los precios tampoco son lo que eran.

Lo que si no te puedes perder es la iglesia de Santo Domingo, lo más llamativo sin duda es que su interior está calcinado desde el incendio que sufrió en 1959.

Interior iglesia de Santo Domingo

Qué ver en Lisboa en 4 días: la Iglesia de Santo Domingo

Frente a la iglesia se encuentra la Plaza Figueira, ubicada donde se levantaba el Hospital de Todos los Santos, destruido en 1755. Y hablando de hospitales, aquí se encuentra uno de esos lugares secretos y curiosos de Lisboa que tanto me gustan: el hospital de bonecas (muñecas). El cual se dedica a «curar» (reparar) muñecas que recibe desde todo el mundo. Tiene también un pequeño museo de muñecas y juguetes antiguos (2€).

Y siempre en la plaza quédate con el nombre de la Confeitaria Nacional, de 1829, la más antigua de Lisboa. Ahí podrás probar su famoso Bolo Rei (roscón de Reyes). Puede ser un buen sitio para comprar unos dulces el tercer día, ya que se encuentra al lado de la plaza desde donde sale el tranvía histórico.

Si llegados a este punto de la ruta te ha entrado sed, en vez del café porque no te acercas hasta A Ginjinha, donde podrás tomar un chupito de este licor dulce de guindas tan típico en Lisboa.

Y si tras el chupito necesitas comer para que el licor no se te suba a la cabeza acércate hasta la Casa do Alentejo, uno de los mejores restaurantes donde comer en Lisboa. Y sin duda uno de los más bonitos! Eso sí, quizás el precio es un poco más elevado que en otros (aún así es barato) pero merece muchísimo la pena.

Sino siempre puedes entrar simplemente a echar un vistazo al edificio que es espectacular. Y como una imagen vale más que mil palabras te dejo una foto del patio.

Patio de la Casa do Alentejo

Dónde comer en Lisboa: Casa do Alentejo

Otra buenísima opción si eres tan amante del arroz como yo es la Marisquería UMA. Aunque seguramente el exterior no te llame la atención, ya que es un local digamos «añejo» su arroz meloso con marisco (27€ por pareja) es una parada imprescindible en Lisboa. Eso sí, ármate de paciencia porque su fama le precede y se suelen formar bastantes colas.

Elevador de Santa Justa

Espero que hayas cogido fuerzas porque ahora nos toca una de las cosas más típicas que hacer en Lisboa: subir cuestas! Aunque los lisboetas, muy previsores ellos, han construido unos cuantos elevadores en la ciudad para ahorrárselas. De hecho la próxima parada será uno de ellos, el elevador de Santa Justa, el cual ya viste antes.

Como este  es sin duda uno de los lugares más famosos que ver en Lisboa, las filas para subir en él son una locura. Por eso mi recomendación es hacer un poquito de pierna y subir hasta su parte alta caminando desde donde, eso sí, disfrutarás de una de las mejores vistas del centro de Lisboa. También hay un bar con terraza por si prefieres disfrutarlas tomándote algo.

Si aún así prefieres subir en el elevador el precio de ida y vuelta son 5.30€ y está abierto entre las 07.30 y las 23.00 h (21.00 en invierno). Está incluido en el bono de transporte público de 24 horas .

Elevador de Santa Justa, lugar imprescindible que ver en Lisboa en 4 días

Qué hacer en Lisboa en 4 días: subir en el elevador de Santa Justa

Convento do Carmo

Desde la parte alta nos dirigimos hacia la próxima parada que serán las ruinas del Convento do Carmo. El cual fue el templo gótico más importante de Lisboa hasta ser destruido por el terremoto de 1755.

Hoy en día alberga el Museo Arqueológico do Carmo, con una colección que recorre la historia de Lisboa desde la Prehistoria hasta la Edad Media.

Abre de lunes a sábado de 10:00-18:00 (19.00 en verano) y la entrada cuesta 5 € por adulto.

Convento do Carmo

Qué ver en Lisboa en 4 días: Convento do Carmo

Rua Garrett

Desde allí nos vamos a recorrer una de las calles comerciales más famosas de Lisboa, la Rua Garrett, que comunica los barrios de Baixa y Chiado.

En ella hay dos paradas imperdibles: la librería Bertrand, que es ni más ni menos la librería más antigua del mundo! y el café A Brasileira dónde, si no quieres tomarte el café (que aunque sea más caro merece la pena), al menos tienes que sacarte una foto con la estatua de Fernando Pessoa que está en la puerta.

Y si la Bertrand es la más antigua, en Lisboa también está la librería más pequeña del mundo: Livraria Simao. Si quieres visitarla en algún momento te la dejo señalada en el mapa.

Mi chico junto a la estatua de Fernando Pessoa y el café A Brasileira

Si no quieres mi divorcio nunca le digas a mi chico que he publicado esta foto jeje

Barrio Alto

Desde aquí ponemos rumbo a uno de las barrios más famosos de Lisboa, el barrio alto, donde pasaremos el resto del día. No te preocupes por el cansancio ya que lo que nos queda es mucho más relajado, ya que el barrio alto es uno de los lugares más animados de la capital portuguesa para tomarse algo, cenar, escuchar fado y alargar la noche hasta que el cuerpo aguante.

Pasea por lPlaza Luís de Camões hasta la Praça do Príncipe Real. Párate a disfrutar de las vistas desde el mirador de San Pedro de Alcántara. Desde el que se obtienen unas vistas impresionantes del barrio de Alfama y el castillo de San Jorge. 

Y sí o si tómate algo en el ​Pavilhão Chinês, uno de mis locales favoritos en el mundo mundial y un imprescindible de Lisboa. No te cuento nada más, prefiero que seas tú quien lo descubra..

Con mi chico en The Old Pharmacy

Otro local que merece mucho la pena, sobre todo si eres amante del buen vino (siendo otra de mis paradas obligatorias cada vez que voy a la ciudad) es The Old Pharmacy (foto).

Si en cambio lo tuyo es la cerveza tu sitio ideal es la Cervejaria Trindade. Aunque solo sea por el sitio vale la pena, ya que ocupa un antiguo convento del siglo XIII.

Y para meterte de lleno en la cultura portuguesa nada mejor que terminar la noche escuchando fado. Para ello te recomiendo la Tasca do Chico, sobre todo si te coincide de lunes o miércoles que son las noches de fado vadio (cantado por no profesionales, sino por espontáneos que están en ese momento en el local). Eso sí, no te lo recomiendo para cenar, los precios son elevados y la calidad de las tapas deja mucho que desear.

DESCUENTOS PARA TU VIAJE

  LAS MEJORES OFERTAS DE  VUELOS BARATOS A LISBOA

ENCUENTRA TU HOTEL EN LISBOA AL MEJOR PRECIO Y CON CANCELACIÓN GRATUITA

   LOS MEJORES FREE TOURS Y EXCURSIONES EN LISBOA Y ALREDEDORES

CONTRATA Y OBTÉN UN 5% DE DESCUENTO EN EL MEJOR SEGURO DE VIAJE

   SACA DINERO EN LISBOA SIN PAGAR COMISIONES 

LISBOA EN 4 DÍAS: itinerario del día 2: oeste

El segundo día de nuestra ruta por Lisboa en 4 días lo empezaremos dejando hueco en el estómago…porque nos vamos a Belém!

¿Cómo llegar a Belém desde Lisboa? Es muy fácil, tenemos que ir hasta Praça da Figueira, la Praça do Comércio o Cais do Sodré (lo que te quede más cerca según tu alojamiento) para montarnos en el tranvía E15 que nos llevará hasta Belém. También se puede ir en autobús o tren, pero el tranvía es mi opción favorita. OJO que el tranvía que lleva a Belém es de los modernos y sobre todo mucho cuidado con los carteristas!

Para este día te recomiendo comprar el pase de 24 de transporte público que cuesta 6,40 €, porque sino simplemente la ide en el tranvía ya son 3 €. Además incluye la subida al elevador de Santa Justa y al tranvía histórico 28.

La mejor forma de conocer Belém sin duda alguna es uniéndote a este Free Tour en español por Belém.

O mejor aún! con este paseo en barco + tour por Belém. Es una forma buenísima para descubrir Lisboa desde otra perspectiva y conocer todos los imperdibles del barrio de Belém.

Belém, uno de los lugares imprescindibles que ver en Lisboa en 4 días

En media hora llegaremos a uno de los símbolos más representativos de Lisboa. Y es que la Torre de Belém parece en cualquier folleto o cartel turístico sobre la ciudad.

Pero antes de visitarla vamos a llenar la barriga ¿recuerdas que te dije que dejaras hueco? y es que aquí se encuentra la pastelería que ha dado fama mundial (hasta en China se comen, allí se llaman dan ta) a los pasteis de natas, aquí conocidos como «pasteles de Belém». Ya te hablé de ellos en mi artículo dónde comer en Oporto.

Y aunque hay un montón de pastelerías magníficas en Lisboa donde probarlos: Manteigaria, Santo Antonio, Aloma…Fue aquí donde se empezaron a fabricar en 1837 y su receta sigue siendo todo un secreto a día de hoy (como la de la Coca-Cola). Y como ya sabes que a mí todo lo que tenga historia me chifla te digo que una de las mejores cosas que hacer en Lisboa es comerse unos pasteles de Belém!

Pastelería de Belém

Monasterio de los Jerónimos

Tras el momento dulce nos vamos a descubrir los lugares imprescindibles que ver en Belém. Y la primera parada se encuentra a pocos metros de la pastelería: el Monasterio de los Jerónimos, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1983.

Este magnífico edificio de estilo manuelino se construyó para celebrar el regreso de la India de Vasco de Gama, el cual está enterrado en la iglesia. También el el poeta Luís de Camões. Mientras que en una capilla del claustro (en mi opinión la parte más espectacular de todo el complejo) descansan los restos los restos del escritor Fernando Pessoa.

Está abierto todos los días 10:00 a 17:30 horas (18.30 en verano). Merece absolutamente la pena pagar los 10€ que cuesta la entrada. Como hay muchas exenciones mejor consulta la página web del monasterio.

La mejor forma de visitarlo es realizando este tour por Belém y el Monasterio de los Jeróninos. En el cual, además del resto de monumentos del barrio visitarás cada estancia del monasterio.

Claustro del monasterio de los Jerónimos. Visitarlo es una de las mejores cosas que hacer en Lisboa en 3 días

Qué ver en Lisboa en 4 días: Monasterio de los Jerónimos

Monumento a los Descubrimientos

Desde el monasterio nos dirigimos hasta la próxima parada, el Monumento a los Descubrimientos, construido en 1960 para conmemorar los 500 años desde la muerte de Enrique el Navegante.

Se puede subir hasta la terraza situada en la planta superior, desde la cual se tienen unas preciosas vistas panorámicas. Abre de martes a domingos de 10.00 a 18.00 en invierno y todos los días de 10.00 a 19.00 en verano. Y su precio son 6 € por adulto.

Monumento de los Descubrimientos

Qué visitar en Lisboa en 4 días: Monumento de los Descubrimientos

Torre de Belém

Desde aquí pasearemos por la orilla del Tajo hasta el monumento que fue contruído para proteger la entrada a la ciudad a través de este: la Torre de Belém. Declarada patrimonio de la Humanidad por la Unesco, una vez que perdió su carácter defensivo se utilizó como lugar para recaudar impuestos e incluso como prisión.

La Torre es visitable por dentro, aunque déjame decirte que lo más llamativo es su fachada, por lo que yo, si fuera tú, me ahorraría el precio de la entrada y sobre todo las enormes filas que se forman para entrar. Aún así si te apetece entrar tienes que saber que abre de martes a domingo de 10.00 a 17.30 (18.30 en verano) y el precio por adulto es de 6€. 

La torre de Belém. lugar imprescindible que ver en Lisboa en 4 días

Lugares imprescindibles que ver en Lisboa: La Torre de Belém

Doca de Santo Amaro

Nos despedimos ya de Belém, aunque si te interesa decirte que también podrías visitar alguno de los museos de la zona como el super moderno MAAT (Museo de Arte, Arquitectura y Tecnología). 

Y como ya se ha hecho la hora de comer nos vamos hasta Doca de Santo Amaro. Aunque se puede llegar caminando el paseo serían unos 40 minutos (desde la torre) por lo que, como tienes el bono del transporte público te recomiendo llegar con el tranvía o en autobús.

El muelle (doca) de Santo Amaro son una zona de ocio llena de bares, restaurantes y un montón de locales con muchísimo ambiente, sobre todo de noche para tomar una copa. Además hay tanta variedad que estoy segura de que vas a encontrar alguno que te encaje.

Sin olvidar de las vistas que ofrecen sus terrazas del puente 25 de abril, el cual ostenta el récord de puente colgante más largo de Europa y el monumento a Cristo Rei.

Servidora en uno de los restaurantes de las Docas con el Puente 25 de abril de fondo

LX Factory

Si prefieres dejar la visita a las Docas para la noche también puedes comer en la siguiente parada, la cual se encuentra a escasos minutos caminando: LX Factory.

Si recuerdas al principio del artículo te hablaba de como Lisboa se está convirtiendo en una ciudad moderna que nada tiene que envidiar a otras capitales europeas. Pues el LX Factory es una clara demostración, ya que este polígono industrial ha sido ocupado por jóvenes artistas que lo han convertido en un espacio multicultural que podría estar perfectamente en Londres. Lleno de tiendas, arte callejero, restaurantes, música, … Es sin duda el lugar con más rollo de Lisboa. 

Para comer te recomiendo la Cantina (antiguo comedor de los trabajadores de las fábricas) no te pierdas el plato de pulpo. Y por desgracia creo que mi favorito está cerrado permanentemente, si volviera a abrir no te pierdas Rio Maravilha. Tomarte algo en su terraza al atardecer era una de las mejores cosas que hacer en Lisboa en 3 días.

Eso y visitar una de las librerías más bonitas que conozco: Ler Devagar, o lo que es lo mismo, leer despacio.

Librería Ler Devagar

Y si te gusta el arte urbano no te pierdas alguna de las obras que el artista Bordalo ha creado para ciudad. Ya te hablé de él en mi artículo qué ver en Oporto en 3 días. En el LX Factory encontramos su abeja y muy cerca de la próxima parada el Zorro.

 

CAIS DO SODRÉ

Y es que terminaremos el segundo día de nuestra ruta por Lisboa en 3 días conociendo la zona del antiguo barrio rojo de Lisboa: Cais do Sodré. (Si prefieres quedarte por la zona del LX Factory o Santo Amaro aquí puedes venir mañana).

Esta zona frecuentada en el pasado por los marineros que desembarcaban en la ciudad en busca de diversión, alcohol y compañía se ha convertido en otra de las zonas más de moda de la noche lisboeta. Aquí me alojé la última vez que visité la ciudad y sin duda es uno de los mejores barrios donde dormir en Lisboa.

Si te gusta la fotografía no te pierdas el Elevador da Bica, mi favorito, el cual te llevaría hasta la parte sur del barrio alto. La calle por la que sube es una de las más instagrameables de la ciudad junto con la tan de moda en las redes sociales Pink Street.

la que escribe caminando por pink street

Si la quieres ver sin gente tendrás que madrugar ya que por la tarde noche está atestada de gente que viene a tomar algo en alguno de sus numerosos locales. Mi favorito el pensao amor, un antiguo burdel que sigue manteniendo la decoración original.

Muy cerca está uno de los mejores lugares donde comer en Lisboa, el Time Out Market. En este mercado encontrarás una enorme variedad de puestos donde degustar la comida típica portuguesa.

Y puedes terminar la noche en alguno de los locales de la zona o paseando por la Ribeira das Naus.

LISBOA EN 4 DÍAS: itinerario del día 3: este

Si ayer visitamos la Lisboa más moderna hoy veremos su cara más tradicional. Y es que vamos a dedicar la mañana a recorrer Alfama, el barrio más antiguo y característico de Lisboa.

La mejor forma para no perderte nada del barrio con más historia de la ciudad y no «perderte» literalmente por las callejuelas que lo forman es uniéndote a este FREE TOUR por Alfama.

Si vas a recorrerlo por libre puedes subir la colina en la que se desarrolla el barrio callejeando por sus estrechas callejuelas. RECOMENDACIÓN: su vas a subir caminando utiliza el elevador Castelo. Además de ser gratuito y ofrecer unas pedazo de vistas te ahorrará muchas cuestas!

O a bordo del típico tranvía amarillo. Aprovecha a utilizar el bono de 24 horas que compraste ayer, así que calcula bien los tiempos. De hecho (siempre dependiendo de donde se encuentre tu alojamiento) podrías madrugar y bajar antes en el elevador de Santa Justa que está incluido con el bono.

Tranvía 28 subiendo una de las cuestas de Alfama. Una de las mejores cosas que hacer en Lisboa en 4 días

Si optas por el tranvía te recomiendo que te subas en Martin Moniz, ya que es mucho más fácil coger asiento. Y sobre todo ten muchísimo cuidado con los carteristas. Aunque el más conocido es el número 28 en este caso yo te propongo el 12, ya que no vamos a hacer todo el recorrido (sino es más bonito el del 28) ya que nos bajaremos en Portas do Sol o en Sta. Luzia.

Dos de los mejores miradores de Lisboa y las paradas de tranvía más próximas a la primera visita del día: el Castillo de San Jorge.

Castillo de San Jorge

El castillo es uno de los lugares imprescindibles que ver en Lisboa en 3 días. Antigua fortaleza defensiva terminó convirtiéndose en Palacio Real y fue prácticamente destruido a lo largo de los años, especialmente en el Gran Terremoto de 1755.

Aún así se conservan parte de sus murallas y 11 torres que fueron restauradas a principios del siglo XX, una de las cuales alberga una cámara oscura que ofrece una particular vista de 360º de la ciudad en tiempo real.

Te recomiendo visitarlo a primera hora que está más tranquilo y menos atestado de turistas. Abre todos los días de 09:00 a 18:00 (21:00 en verano) y el precio es de 10 € por adulto.

Panorámica del Castillo de San Jorge, uno de los imprescindibles que ver en Lisboa en 4 días

Piérdete por las callejuelas que rodean el Castillo, visita la iglesia de São Vicente de Fora, la Iglesia de Graça y como no, la (catedral) de Lisboa.

Si tu visita coincide de martes o sábados puedes acercarte hasta la Feira da Ladra, o «Mercado de los ladrones», un mercadillo donde puedes encontrar un poco de todo. Antes abundaban las antigüedades y objetos de dudosa procedencia (de ahí el nombre), aunque hoy está bastante más enfocado al turismo.

Y muy cerquita no te pierdas el Panteón Nacional. Por cierto, desde su terraza superior se disfrutan de una de las mejores vistas de Alfama.

Y hablando de vistas, en Alfama se encuentran algunos de los mejores miradores de Lisboa como el de Portas do Sol, el de Santa Luzia y el de Gracia. O el de Nossa Senhora do Monte, que sin duda el que ofrece las mejores vistas de todos.

Vistas desde el mirador Portas do Sol, parada imperdible en una ruta de Lisboa en 4 días

Vistas desde el Mirador portas do Sol

Tanto subir y bajar cuestas me imagino que tendrás más hambre que el perro del lazarillo de Tormes. Uno de mis restaurantes favoritos en Alfama es Chapitô à Mesa, el cual es a su vez una escuela de circo. Es cierto que los precios son más elevados que lo habitual, pero solo por las vistas merece la pena. Sino siempre puedes ir a tomar algo.

Un clásico de esos que nunca falla es Cervejaria Ramiro, donde ponerte hasta arriba de marisco a super buen precio. Que no te llame la atención que al llegar tengas que sacar número como en una carnicería y es que su fama le precede, por lo que los tiempos de espera a veces son eternos.

Mural del fado vadío en el barrio de Mouraria

Mural “Fado Vadio” en el barrio de Mouraria

Para la última tarde en Lisboa te dejo dos opciones para que escojas la que más se adapte atus gustos:

Mi favorita y la que más recomiendo es descubrir Mouraria, el barrio de Lisboa que vio nacer el fado. Puedes hacerlo con este FREE TOUR por el barrio de Mouraria y Graça.

Siempre en Mouraria: Si te gusta el arte urbano, puedes unirte a este ​​Free tour por la Lisboa alternativa. En cambio si lo tuyo es la música no te pierdas este Free Tour del fado.

En cambio si viajas en familia acércate hasta el Puente de Vasco da Gama y el Parque das Naçoes: construido para la EXPO de 1998 hoy es la cara moderna de la ciudad. Ya que si viajas con peques esta es una de las mejores cosas que hacer en Lisboa con niños. Seguro que les encantará montarse en el teleférico, visitar el oceanário y el Pavilhão do Conhecimento, un divertidísimo museo interactivo de ciencia.

    LISBOA EN 4 DÍAS: itinerario del día 4: Sintra

    El útimo día de nuestra ruta por Lisboa en 4 días nos vamos a visitar uno de los lugares imprescindibles que ver en Portugal: Sintra.

    ¿Cómo ir a Sintra desde Lisboa? Pues es súper sencillo, desde la estación de tren de Rossio salen los trenes que en 40 minutos te llevan hasta Sintra. Además de haber mucha frecuencia son muy baratos, ya que el billete de ida y vuelta son 4,50€ por adulto.

    Mi recomendación es que madrugues, ya que hay muchísima gente que realiza la excursión y además conviene llegar pronto para entrar entre los primeros al Palacio da Pena. Puedes consultar los horarios de los trenes aquí .

    Una vez en la estación de Sintra la mejor manera de llegar a los monumentos es, o bien caminando o con el autobús turístico 434 (6,90€). Por supuesto también puedes coger un taxi o incluso un tuk-tuk.

    ¿Qué ver en Sintra? aunque escribiré un artículo detallado estos son los lugares que no te deberías perder:

    • El espectacular Palacio da Pena.

    Solo por verlo merece la pena (nunca mejor dicho), de hecho es el lugar más visitado de Portugal, por lo que te recomiendo llegar a primera hora. Este antiguo monasterio terminó siendo un regalo del rey Fernando II para su mujer (eso sí que es un marido espléndido) y convirtiéndose en la residencia de verano de la familia real portuguesa.

    Abre todos los días de 09:30-19:00 y el precio es de 14€ por adulto.

        Palacio da Pena
        • La mística Quinta da Regaleira

        Esta alucinante villa es la obra de un ricachón fanático (algunos dicen miembro) de los templarios y los masones. Con su enigmático pozo iniciático, grutas y túneles subterráneos es, junto con el Palacio da Pena, los dos lugares imprescindibles que ver en Sintra en un día. De hecho ambos han sido declarados Patrimonio Universal por la UNESCO.

        Abre todos los días de 09:30 a 18:00 (20.00 en verano) y cuesta 10€ por adulto.

        Una servidora bajando al pozo iniciático

        El pozo iniciático de la Quinta da Regaleira

        Visitar ambos lugares con calma, comer y dar una vuelta por el casco histórico de Sintra te ocupará todo el día.

        Aún así, si llevas buen ritmo podrías añadir el Castelo dos Mouros. Erigido por los árabes como enclave defensivo, hoy en día apenas quedan las murallas con sus 5 torres, una capilla y una cisterna de la época islámica.

        O el Palacio Nacional de Sintra, el cual fue residencia real hasta la instauración de la República.

        De vuelta en Lisboa, que mejor forma de terminar el día que realizando un paseo en barco tradicional al atardecer. Para que te enamores, aún más si cabe, de esta maravillosa cuidad.

        Y ya que las noches anteriores estuviste por el Barrio Alto y Cais de Sodré puedes terminar tu viaje disfrutando del ambiente tradicional de Alfama. Despídete de Lisboa escuchando fado en la Tasca do Jaime ó si el presupuesto no es un problema en Parreirinha de Alfama (cena con bebidas y espectáculo, 40 euros por persona).

        Hasta aquí el itinerario de Lisboa en 4 días. Espero que te resulte super útil y haga que te enamores de la ciudad tanto como yo. 

        QUEM NÃO VIU LISBOA, NÃO VIU COISA BOA

        ¿Quieres recibir más artículos como este directamente en tu correo electrónico, tener acceso a contenido exclusivo y llevarte un ebook de regalo con todos mis trucos para aprender a organizar el viaje perfecto? SUSCRÍBETE a mi newsletter semanal. Además, es GRATIS!

        Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
        Privacidad